Las llaves del clarinete son delicadas. Con el uso, se desgastan y el baño de plata inicial se va deteriorando.

En nuestro taller hemos puesto solución a este problema.Como podéis ver en la imagen, en el estado 1 se muestra como nos llegó esta llave. Se puede observar la zona degradada, que ya está mate y sin el baño de plata.

En el estado 2 hemos pulido la superficie, para que no quede ningún desnivel y el acabado de la llave quede completamente liso.

Por último, se le aplica un baño de plata homogéneo, como resultado vemos el estado 3. De esta forma la llave vuelve a recuperar por electro-posición de plata la superficie de la zona desgastada y la totalidad de la pieza. Ya que a medida que se va aplicando el baño, crece su espesor, consiguiendo nivelarse con el resto de la pieza.

¿Que os parece el resultado? ¿Os gusta cómo queda?